Déjame...

Déjame soñar contigo,
Una vez.
Acurrucarme tal vez
En el filo de tu cama.
Déjame ver
Tus insomnios,
Y tus ojeras.
Atrapar tus pesadillas
Y acariciar tu piel
Hasta que duermas
Y vea como respiras
Desde fuera del edredón.
Déjame ser el ladrón
De tus versos,
La tentación de tus besos
Y la estrella fugaz
Que te lleve a la luna
Con sólo tocar
Tu ombligo.
Déjame ser el amigo,
El abrigo,
Que no supo ver
Que se estaba haciendo
Enemigo
De vuestra amistad.
Déjame anochecer
Y amanecer
A tu lado.
Una vez,
Pero con ganas de más.

Déjame habitar
Un rinconcito
De tu arte.
Déjame quedarme
A ver el final
De tu historia.
Déjame ser 
Personaje
En tu obra.
Déjame ser luz
En tu oscuridad,
En lugar de sombra.
Déjame crecer
Entre tus manos
Llenas de vida.
Déjame recorrer
las calles
de tu ciudad
hecha cenizas. 
Déjame ser farola,
Y trépame. 
Déjame ser ola,
Y arrastrarte
Por la orilla
De mi desastre. 
Déjame equivocarme,
Y arréglame. 
Déjame acertar,
Y sonreírte. 
Déjame vivirte
Entre las idas y venidas
De un sol
Más pequeño que tú.
Y más cercano.
Déjame,
Con la palabra abierta.

Déjame construir
Un hogar
Cerca de ti.
Déjame viajar
Por el asfalto
De tu tacto.
Déjame demoler
Ese pasado
Lleno de errores.
Déjame reformar
Cada momento
Terminado en llanto.
Déjame socorrer
Tus lágrimas
Desorbitadas.
Déjame apuntalar
Tu tristeza
Contenida.
Déjame hacerte
El paisaje
Más bonito de la ciudad.
Déjame desnudar-
Te el alma
Y hacer poesía.
Déjame intentar
Edificar amor
En plena falla.
Por si falla 
Esta amistad
Sin epicentros
Llena de movimientos
Metaforísmicos
Déjame recuperar
Lo que sentía
Ahora que no siento
Nada.
Déjame hacer que
Las noches sin dormir
Tengan sentido.
Déjame compartir ojeras,
Versos, poemas, letras,
Acordes, acuerdos, 
Recuerdos, locuras
Escenas, secuencias,
Escaparates y disparates.
Déjame morir,
Por ti,
Las veces que te
  recuerde. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario