Tengo celos

Tengo celos de las yemas
de los dedos, gordos,
que borraron de tus ojos
todas tus lágrimas.
Tengo celos de esa rabia
que conquistó tu tristeza.
Tengo celos de esa lengua
que rozó tus labios.
Tengo celos de la espuma,
de la goma del pijama
que rodea tu cintura,
del blanco del sostén
que hay dos costillas arriba
de ese lunar tan solitario.
Tengo celos del café
que se adentra en tu boca.
Tengo celos del sudor
que recorre tu piel.
Tengo celos del ayer,
de aquel día,
en que la poesía,
y las notas de piano
nos unieron.
Tengo celos de la vida
contigo, que no tengo.
Tengo celos del tinte
que decora tu pelo.
Tengo celos de la venda
que cubrió tu muñeca.
Tengo celos de tus lunares
por no alejarse de ti.
Tengo celos.
De tantas cosas
que sin ti,
mejor morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario