desconectar

Desconectar.
Tan solo,
irse a algún lugar
donde no quede mal.
Donde empezar
de cero
sin que eso
arroje piedras contra mi tejado.

Empezar
a soñar
y que empiece todo a sonar
bonito.
A parecer justo.

Organizar,
así,
de una vez por todas
mi puta vida,
y no lamentar
otra vez más,
no haber hecho lo que pienso
y pensar
en hacer lo que no puedo.

Desconectar.
Reiniciar.
Reinventar
los miedos
y vencerlos.

Jugar con ellos
hasta hacerlos
dóciles,
y vengan los que vengan
no se atrevan a dañarme de nuevo
visto el juego.

Vista la tortura de estos
que ahora poderosos,
pero mañana, tal vez,
sólo pesadillas.

Reinventar.
Actuar.
Jugar.
Ganar.
Creer.
Poder.
Lograr.

La cura contra uno mismo.

DESCONECTAR


Aferrate a la vida
como si esta no fuera a tener final.
Desprecia las heridas,
y deja sangrar
a tus cicatrices.

Dejemos la infelicidad
oculta donde la fidelidad
no pueda despedazarse.
Tiremos la almohada,
el colchón
y juguemos con el amor
hasta que se le quiten las ganas
de romper corazones.

Compongamos canciones
de guerra
cantadas para  la paz,
encontremos la libertad
dejando de buscar el miedo.

Gritemos,
hablemos,
besémonos,
follemos,
como comunicación.

Empecemos a ser nuestros.
Conectar.
Iniciar.
Demostrar.


Me despido de la vida
con un verso descolocado,
escribo en un segundo apartado
lo que ningún libro
ha sido digno de elogiar.
Me desangro por maldad,
para ver desde muerto,
como fregáis mis restos.

Emprendo una paz,
finalizo una tregua,
despido una guerra,
consigo una libertad.

Desconectar.
Tan solo,
me quedo en este mar
sin capitán
ni barco.
Crucero de mi vida,
hacia el reemplazo
de un despertar
impagado.

Desconectar.
     Posiblemente  
 Imposible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario