Ausente amiga, hoy he soñado contigo

Hoy he soñado contigo,
vestida de nada,
sonriente, hermosa, guapa.
Estatua de la belleza
rescatando a la oscuridad,
premiando a la maldad.

Hoy he soñado contigo,
sin más objetivo
que el de mi cámara,
ni más destino
que volar con la mirada.
Huracán de emociones,
que siempre deja estragos
camuflados en mi subconsciente.

Hoy he soñado contigo
sin nubes de incertidumbre,
ni incógnitas devastadoras.
Y ha sido todo frívolo,
frío, gélido, helado, insípido,
y la oscuridad volvió de pronto,
abrí los ojos,
ya no quedaba nada,
ni tu pecho, ni tu ombligo,
ni tu cuerpo, ni tu cara,
nada,
no quedaba
  más que el hueco de mi cama,
y un hilo de luz entraba
por los desperfectos de la persiana
buscando a mi amada, soledad.

Hoy he soñado contigo,
esta vez para variar.
Y ni tu desnudo perseguido,
hoy conseguido,
ni esta pesadilla al despertar,
han traído de vuelta la sonrisa,
que traes tú, con sólo estar.

Ausente amiga.
De mi necesidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario