Te escribo

Esta noche escribo porque el insomnio me impide cerrar los ojos, porque en mi interior se agitan unas ganas infinitas de decirte que te quiero, porque estoy cansado de mirar tu contacto de Whatsapp y no tener valor ni seguridad para cumplir un sueño. Escribo porque desde que te vi las noches son demasiado largas si no estas a mi lado, si no me abrazas, si no es tu sonrisa la que esta ante mis ojos y no esa puta pared que parece ser más pequeña cada día que no he sentido el calor de tus mejillas. Escribo porque no sé hacer otra cosa, porque es lo único que puedo hacer contigo, en tu ausencia; porque el papel me recuerda a tu piel, tan blanco, tan frío, tan suave, tan frágil.
No lloro al ver nuestras fotos pues ya no quedan lágrimas, las guardé en un lago con tu nombre por si algún día me pedías que nos casáramos en un sitio agradable donde nuestra historia fuese la protagonista.  Esta noche escribo porque te echo de menos, porque querría ver tu camiseta roja en el suelo mientras me rodeas con los brazos por la espalda y me apuñalas con tus senos a traición, arrebatándome la vida, la pena, los miedos, que han mantenido mi colchón intacto y mis ojos perdidos. Te escribo porque contigo, no me hace falta dormir para ser feliz. Te escribo porque contigo, puedo ser

No hay comentarios:

Publicar un comentario