Esto debes

Llenar todos los huecos
que en mi vida dejaste,
humedecer mis labios secos
como mejor tú sabes.
Entrenar a mis demonios
para tumbar tempestades
y corromper las paces
a gritos de locura.
Reprogramar mis cánceres
y eliminarte de mis sueños,
contarnos encuentros
para lograr enfadarme.
Reír como bobos,
juntos y sin relojes,
hacernos de todo
mientras te quedes
y logres
que te piense sólo
cuando tu recuerdo
no suponga una lágrima.
Agitar las animas,
y disparar contra mi pecho,
arrancar las páginas
de mi cuaderno negro.
Quemar todo tu rastro
y robarme el aliento,
atarme en el lecho
y salir corriendo.
Remediar al loco
hasta quedarlo cuerdo,
y buscar en su fondo
algún que otro remedio.
Desnudar al despiste
y jugar al desnudo,
volverte invisible
y dejarme crudo.
Desaparecer de mi verso
y ocultarte de aquesto
que grita en mis restos
y choca contra tus muros.
Eso debes.
Me debes esto.
Eso bebes,
el agua que te dejaste
aquel día en mi despacho
y yo bebí tan despacio
como si fuese un beso
dado de tus labios.

Y yo debo curarme
y alejarme
de aqueste abismo,
que yo mismo
diseñé para encerrarte.
Porque de tu locura
yo no soy culpable;
Y pretendo serlo.
o al menos antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario