XX

Te preguntas cuánto duele el amor,
Cuánto quema y arde en tu pecho,
Si el corazón permanece quieto
O se fundió allí dentro.
Y te duele, te responde.
Y es por tanto que aún la amas.
Y tu cuerpo se hiere.
Se nota su ausencia clavada.

Te preguntas si piensa en ti
Antes si quiera de pensarla,
Y coges aire, no oxígeno,
E inspiras pero no respiras,
Porque no te quiere.

-otra pregunta por favor- 

Que esta terapia de acupuntura
Se me esta clavando tan dentro
Que ya ni siento dolor.
Y se han roto las bombillas
Que me hacían ver más allá
De este sentimiento que la tengo.
Aquel por el que estoy sufriendo
en estas noches de agonía,
silencio,
y muchas letras
para tan poco arte.

Que por amarla
mira si me estoy rompiendo,
que ya no se cuando empiezo
a perdonarme
y cuando me odio
por querer robar su piel.

-Otra copa vuestra merced-

Que esta noche de tortura
me sulfura como el ácido.
Como su plácido ser,
que jamás veré
alejado de la muda,
acercado a mi locura
y profanado después.

-Póngame un sueño doble-
Sin pesadilla.
Haga el favor.
Que esta noche es larga.
"...Y ella no está conmigo."


Muchas Gracias Pablo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario