Hablemos de la vida que me desespera

Es muy difícil ganar una carrera cuando otros han empezado antes que tú.
Cuando la vida te cierra las puertas
te abre las piernas
y te da por el culo.
Cuando te vas a chueca a celebrar tu 19 cumpleaños
esperando que te inviten a una fanta
sin creer que tu garganta
se quiera llenar de algodón.
Cuando te vas a Alcalá de Henares
y se te olvida el arte,
y se te pierden las letras,
y entonces que queda?
Una vida con asma
que anda cansada de correrse
en pañuelos de papel,
hombre y mujer en caos
entre el sexo de retrete,
pajas en los días malos,
que suelen ser todos
los que no estas
para ocuparme las manos
y llenarme los ojos de placer.

Es tan difícil ganar cuando otros han salido,
y se saben el camino
y las huellas del fracaso,
cuando el ocaso
se ha perdido en un verano
lleno de flores,
lleno de ti,
lleno de voces,
de versos
de cuatro quesos
que la rompen el estómago,
y repelen nuestros verbos,
y nos masturban una noche
de la que preguntaremos luego.

Es tan difícil salir a follar,
salir a ganar
unas piernas llenas de paraíso,
una vida llena de frases secas
a las que regar con mi talento oculto,
y dejar de hacer bulto en un mundo
del que se está ya harto,
del que parto
para que me de duro,
o para que me de un peta
y me lleve a la vereda
de cualquier puerta trasera
de un bar de medio ambiente
donde revelar fotografías.
Ser yo quien de por culo a la vida
y apuñale a la corrupción por la espalda
y busque amor en el único lugar
donde ser diferente
pase desapercibido,
y dejar el acuse de recibo
en cualquier cama de seis colores
con dos hombres
que entiendan que la vida
no es azar
si no un par de cromosomas
que no necesitan ecuación
ni solución
pero mucho lubricante
y un 28 de junio
cada 24 horas.

Es muy difícil ganar una carrera cuando otros han empezado antes que tú.
Es muy jodido ser hombre,
Es muy difícil ser mujer,
es muy estúpida la vida,
y es inútil complicarse
cuando es más fácil gozarse
y arrepentirse después.

Que de lamentos
esta hecha la constitución,
donde pone que mis derechos
me los meten por el recto
cada tres por dos,
donde todo tiene un precio,
y vuestra vagina es tan cara,
que mientras ahorro
pues me forro el miembro
con toda una zoociedad
llena de fieras
que me inviten a un orgasmo
con partido
de nalgas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario