Otra vez de ti

Te quiero,
eres tan perfecta.
Que en tu sonrisa se pierden mis ojos
y en tus ojos se encuentra mi sonrisa.
Y hasta en tu nariz hallo poesía.

Es ese blanco de tu piel que me deslumbra
y esa voz la que me asusta
cuando te digo que me gustas
y mi voz la que te busca
en tantas estas palabras que envío
y...        que no respondes.
Y es que quiero que tu mirada
me despierte cada día,
y que tus dientes se claven en mi piel
y me tatúes tu amor en cada musculo,
que yo te comería todos los huesos
y otras partes,
si me dejases,
si me despertara de este sueño
que te ha cogido rehén.

Y es que hablar de ti me hace daño
pero mirarte
es inevitable,
y quererte querida mía,

una tortura crónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario