Salvo este infierno

Nadie va a venir a mi calor
Y ningún pájaro me picará la boca,
Pues en este banco hay quiebra 
Sin inyección de capitales. 
Salvo este frío que me abraza 
Y me llena de ilusiones 
Y me congela estas manos 
Que no dejan de soñarte.
Salvo aquel viento 
Con el que invierto 
Tantas horas 
Entre miradas. 
Salvo estas aguas 
Que encharcan 
El primer invierno 
Que llevamos juntos 
en tu distancia.
Salvo esa fragancia
de algún perfume sin olor
y ese color naranja
de sus cabellos cortos.
Nadie quiere acompañarme en esta ducha
de placer incauto
en esta inteligente desgracia
que fue el ictus de estos corazones rotos.
Salvo este infierno nudista
en esta ciudad sin almas
en estas calles sin bragas
todas visten con calzones
y en el hueco entre su piel y la tela
no me dejan guardar la magia.
Voy a ponerme yo los tangas
que ahora todas las damas parecen hombres
y yo me estoy volviendo muy gay
de tanto sudarle a mi soledad.
Nadie va a venir a mi calor,
salvo este frío que me mata
salvo este infierno que me enfría
salvo estos demonios que me miran
con intención de secuestrarme.
Tantas las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario