Entre la lluvia, tu recuerdo y todo el deseo que me ahoga.

Quiero ser condensación en tu bañera 
Para hacerte sudar y humedecer tu piel,
Y empañar tus alientos 
Y convertirme en la gota de agua
que caiga de tu nariz. 
Quiero ser feliz 
En tus des-a-precios, 
En tus momentos, 
En aquellos recuerdos 
Que me revive esta ducha. 
Quiero ser el impuesto de tus pasos,      
El baile de tus charcos, 
La lluvia de tus piernas, 
La mediatriz de tu pecho. 
Y Reivindico mi derecho 
A inundar tu cama 
A rebosar tu boca 
A robarte la calma.
Y agotarte la paz
haciéndonos la guerra
encima de tus apuntes.
Voy a entregarte mi piel
para que tus labios marquen en ella
todos los puntos de corte
que me repase tu lengua.
¡Hagámonos la química!
Disfrutemos de esta alquimia
y que tu vagina haga magia
con mi lingote dorado.
Quiero decirte que el Sol
me quema menos que tus ojos.
Que voy a robarle las agujas al reloj
para matarnos con ellas a deshoras.
Y de paso hacemos tiempo
y espolvoreamos nuestro amor por todo el Ágora.
Aquí
          y ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario