Guernica Contemporáneo

Cerró los ojos para no abrirlos jamás.
Soñó que volvían los buenos tiempos, las buenas cosechas de 1995 que perdieron su dulzor con el auge de los malos años, tanto hemos vivido desde entonces, un par de siglos, casi dos décadas, unos cuantos abusos y muchas vergüenzas.
Hemos visto como las comunicaciones se mejoraban, hemos recibido sms de amor y no tan agradables, enviamos zumbidos y emoticonos, pasamos las noches frente una webcam, hemos incendiado papeleras, robado besos, insultado a gente que nos dejo de amar cuando aun seguíamos amándoles. Hemos hecho tantas cosas en tan solo unos años, muchos hemos aprendido de nuestros hermanos y hermanas mayores y otros han tenido la suerte de ser el ejemplo de sus pequeños bajo una responsabilidad que no han tomado, hemos sido egoístas, narcisistas, nos hemos deseado la guerra y hemos sentido celos y envidias, pero seguimos dando más de lo que somos, hemos besado a más mayores y a más pequeñas, y hemos sido igual de grandes, hemos roto y hemos construido, hemos ayudado y humillado, hemos por tanto sido humanos.
Llevamos como poco 18 largos años moviendo el mundo con nuestros pasos, hemos leído Rebeldes, y nos lo hemos creído, hemos visto que hasta de tres metros sobre el cielo se puede caer dos veces y llenarse el culo de arena.
Hemos matado pájaros y alimentando gatos hambrientos, hemos sido parte de infidelidades y objetos de burlas, hemos perdido cosas que otros aun conservamos y hemos soñado lo imposible, pero lo imposible estar por llegar. Somos la generación que debe salvar al mundo y aunque muchos se han perdido, otros rezagados les tomamos el relevo, pero antes debemos cuidar a los mas débiles, esos pequeños del siglo XXI, aquellos con duras enfermedades y aquellos con problemas que les superan, debemos demostrar que además de una buena oleada de inteligencia, también tenemos fuerzas para ayudar a los que un día serán nuestro apoyo.
Somos el ejemplo férreo y vivo de una sociedad debilitada, consumida por el fracaso, las drogas, la delincuencia y el pecado, hay que extraer hierro al asunto porque nos cuesta mucho levantarlo, hay que dejar de recortar y escribir un futuro nuevo, lleno de integridad política y social, de educación, de arte, de ciencia, de espíritu, y poner un pincel en cada mano para que entre todos pintemos un cuadro mejor que este triste Guernica contemporáneo.
Esto es solo una gaceta que reivindica lo que les espera a aquellos que se creen dioses, pero nosotros somos los ateos, dispuestos a bajarles de ese olimpo donde ellos mismos se han subido. Escribo porque algo me quita el sueño, y yo vivo de mis sueños. Escribo, porque soy de 1995, aquellos que no necesitamos libros ni prensa barata para expresar lo que sentimos. Hemos venido a salvar lo que dejasteis malherido. Nosotros y toda la generación de los 90.

3 comentarios:

  1. Mis dieces a esta entrada. No he leído las demás, pero, enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerme y sobretodo por comentar, estaba en un momento muy malo y me has hecho levantar la cabeza otra vez.
      Enhorabuena a vos por compartir unos minutos de tu vida conmigo.

      Eliminar
    2. De nada, en cuanto pueda cojo el ordenador y me pongo a devorar tu blog. Te animo a seguir escribiendo.
      Saludos

      Eliminar