Ella

Intento escribir lo que significa para mi, admiro el folio en blanco mientras desfallezco al no encontrar las palabras que expresen tanto amor como la guardo.
Quisiera hablar de esa carita linda que tiene y que tanto me enloquece. Y que nunca vi en verdad. Y también me encantaría hablar de ella, pero solo podría hablar de los píxeles de una foto.
Y entonces pienso como pude enamorarme de alguien desconocido, y es entonces cuando me encuentran sus palabras, esos versos que me levantan el vello, que revuelven mi estómago y tiritan mi piel, esos mismos verbos que me faltan y todos sus recuerdos que tan solo forman parte de mis fantasías. Pues sin saber como es su voz, sin descubrir cuántos lunares me faltan por encontrar, sin existir, tan solo con sus palabras, hallo una razón para vivir.
Respirar de este amor platónico, idílico, místico e imposible que rebosa incompatibilidad.
Y me duele. Porque escribe tan bien que hace de mis palabras un folio en blanco.
 Ella, que es más que los poemas que tanto adora.      Ella, que es mi poesía.