ABRAZADO A LA ALMOHADA (HíbridoDeLaExperiencia)

Hoy me eché a dormir,
y en mis sueños he podido tocarte,
y besarte,
y tenerte mía.
Hoy dormí en la tarde,
que ibas a regalarme
y aunque no viniste
pude sentirte,
y te abracé tan fuerte,
te comí tanta,
que había babeado la almohada.
Hoy me eché a dormir
al caer el sol que me trajo de vuelta
tu sonrisa, tu mirada
y el interior de tus nalgas,
te creí mollete y te mordí,
y estabas tan buena
que ahora el pan crudo
ya no me sabe desde ti.
Hoy me eché a dormir
y te escuché susurrante cantar
la canción de la que hablaste,
y yo desafiné contigo,
y tu tocaste mi guitarra
por segunda vez,
estaba perdido en los acordes de tu pecho,
tu música me hacía vibrar en tus pezones,
-eran canciones en aleatorio
y el conato de tus promesas-
Desperté y ya no quedabas,
había oscuridad y mis legañas,
y las lágrimas de abrir los ojos dormidos
y ver mis abrazos lejos de tu cintura,
tus caladas lejos de mi realidad,
y tus ojos perdidos en la oscura
y triste casualidad.