Por soñar... una vida.

Si por soñar fuese me gustaría hacer bien las cosas.
No sé, aprender otro idioma. O mejor, aprender mejor el mío.
Sueño tantas veces y pienso en cambiar las cosas. Si, el mundo.

Ayer quería jugar, hoy innovar, y es que esos aparatos con los que todos jugais, a mi se me han quedado insuficientes.
Quiero más, quiero aprender, sacarme una licenciatura de Física, descubrir una estrella, el astro más increíble de la galaxia, no perdón, ya descubrí a Ana que me aporta más energía que todo lo conocido hasta entonces.
Quiero investigar, quiero crear, quiero jugar, quiero ayudar, quiero que todos podamos luchar por sobrevivir. Quiero un autómata. Te quiero a ti. ¡Que idiota!

Pero la experiencia, me ha despertado, ha sellado los agujeros a este barco con tan grandes derroteros, me ha aclarado, calado hasta las células.
Y si, yo puedo equivocarme, haber perdido mi meta, pero puedo luchar por hacer que otros, sepan encontrarse a si mismos, y yo con ellos.

Sabes, quiero ser profesor, de la vida, barquero en esta catarata.
Y director, no por el plus, por mejorar la educación a pequeña escala.
Y autónomo, e investigar, para dejar un pedacito de mi en el mundo.

Enseñar a otros que se puede tocar el cielo, pero que hay que levantarse de la cama para coger impulso, no como yo, que así estoy, arrepintiéndome.

Me conformo con rozar las nubes si de ellas saco algo más que agua.