Por Vosotras.

Lo cierto es que no se que soy. No se que siento. 
Me debo sentir un extraño en este cuerpo que conozco tan bien. 
Y después de las cuatro, de reventarme el alma en su vai ven, después de relajar los dedos que tenía contraídos. Me debo sentir distinto. Mujer. Por que si no pensaría en amar a las mismas que amo, como mujer, es tan bello, tan idílico. Dos damas que unen sus vidas en un acto tan humano. Tan envidiable. 
Se acerca el día de levantar la cabeza y a mi lo único que se me levanta es...
Esta rabia, tanta indignación. Preso de todo lo que añoro. 
De mi dedo gordo cuelga una etiqueta que pone "Lesbiana" y de mi vientre cuelga algo que no he usado jamás.  
Hoy me acuesto pensando en una vida sin cromosomas. 
Hoy me acuesto sin ti, pero con las ganas de dar vueltas en tu bañera. 
Dime que es el hombre si no la nevera absurda e idiota donde guardar aquello tan asqueroso que hace madres a aquellas, que han decidido dejar de atragantarse. 

Hoy muestro mi aprecio, defensa, apoyo, y cedo mi vida a aquella a la que se la hayan robado. Por el amor, por la belleza. Por el progreso.