Pensandola.

Pienso en ella cada instante
Cada mañana, cada hora
Pienso y cuento la distancia
Cada metro, cada baldosa.
Pienso y dejo de pensar
En todo, salvo en ella.
Pienso que por pensar
No he perdido más la razón
A este corazón que solo
Late cuando me habla
Y se para desde el adiós.
Pienso en ella tantas veces
Mi alma crece y se fuga presa
De su cuerpo y de su mente
De una envidia de su suerte.
Pienso en ella y me vuelvo loco
Y mientras tonto mis labios secos
Y mis hemisferios rotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario