El Tweet más largo.

Decidí esconderme en el cajón
de tus trastos viejos, 
de tus juguetes rotos, 
de tus falsos 'te quieros' 
de tus pantalones cortos
De los condones.
Decidí esconderme bajo el colchón 
De tus comentarios sordos
De tus compases torpes
De tus gemidos cojos 
De tus caricias,
De todos los golpes
Decidí esconderme en la rutina
Del comentario inerte
De la ereccion más fuerte
Del pene menos longevo 
De tus peores ciegos
De nuestras ruinas.
Decidí perderme entre tus compresas
De aterciopelados tampones 
De miradas sangrientas
De besar con condiciones
De declararme 'a ciegas'.
Decidí estar cansado
De candados 
De sabores presos y amargos 
De amores castos y peleones.
Decidí escribir menos 
De amor romántico 
De dolor sin sentir llanto 
De color pintando abstracto 
De hipócritas que se gozan tanto. 
Decidí crear el tweet más largo 
De este pene acomplejado 
De este miembro entrecortado
De una noche, de un pasado 
De este coche, de este barco
De este rumbo en el que zarpo
Del semen eyaculado
De este niño enmascarado 
De este triste edulcorado 
De un joven abandonado 
De todo lo que no hago
De todo lo que me mido 
De todo lo que digo 
De exprimirme tan vago.
Decidí empezar a azotar 
Decir lo que me agota 
De esta sentencia brota 
De testaruda y gorda 
De anchura, de corta
De efímera, de muda 
De primitiva, de idiota 
Decidí embaucarme en esta historia 
De crueldad, con uno con una 
Con la derrota. 
Con la interminable solciedad.
Con todos y cada una de vosotras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario