Filópata.

Tengo una enfermedad llamada amor, que recorre mis adentros y no encuentra cura.
Y empieza por el desconocimiento de unos labios aun por conocer, y recorre cada poro de mi piel en palabras,
y tiemblo, como temblaron mis piernas cuando contraje aquel virus capaz de anularme por completo.
Tengo obesidad sentimental, anemia motora, bulimia imaginativa y anorexia sexual.
Y un dolor aquí en el pecho solo superado por la migraña de mi loca cabeza.
No hay cura, para la bacteria, que de histeria, se adentra en cada bipartición de mis células.

Tengo el serio e inevitable problema de querer (te), y de no poder callarlo.
El desvarío, el delirio de encontrar en ti todo aquello que me falta, y de hallarte en cada verso que me cruza la mirada.

Tengo de rabia, escondido, un dolor 
rictus, taquicardia, siento amor
Tengo de vanidad, incorregible pena
que me altera,
y vivo, mientras sueño en cada parpadeo
la pericia de tenerte a mi lado
quedo atado, espero
que lleguen las
pesadillas, la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario