Tus puntos finales.

Escribiendo una historia que llevaba tu nombre, historia pues dejamos que las paginas se tiñeran de blanco, de ausencias. Escribiendo el titulo para recordar que hace poco anotabas tu nombre en los bordes.
Es el recuerdo de tu voz cantándome, de tu risa al oírme sarcástico que llorar sirve para algo más que para deshidratarse. Son las miradas que me apuñalaban el pecho para hacer tuyo mi corazón y quizás las veces que he tropezado por mirar donde la vista me se perdía. Como estas palabras desnutridas.
Será que recuerdo cada vez que tus labios impregnaban mis mejillas de tu aroma. Aquel que aun puedo seguir como un canino para encontrarte naufragada en el mejor de los mares.
Escribiendo lo que mi alma expulsa sin que mi mente tome parte.
Escribiendo las X que un día me prohibiste incluir en la película. En ese estreno que nunca llegó a verse, en esos momentos donde fui protagonista de tus lagrimas y culpable de tus sonrisas.
Buscándote en los portales de medio oriente en donde ninguno lleva tu nombre pero del que todos hablan, donde las estrellas se posan pero ninguna me guía. Buscando, pues me he perdido.
A falta de capitanes que marquen mis derroteros fui devorado por el kraken de tus puntos finales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario