Confurisa.

Temo a la noche cuando cae la luna
maldigo el hastio que me da perderte
de nuestras noches en ninguna
guarda tanto odio hasta dolerme
Como mariposa en once días
disfruto de ti entre las notas
de aquello que llamas hipocresia
de este frío encayado en mis botas
Bajo esta luna escribo mis pesares
mis pecados, mis males, mi temor
me arropa de redencion el sabor
amargo, de todos tus malpensares.
Escribo con mi sangre lo más basto
vacio mi pensar en vano
sacando de mi lo que más gasto
de tanto andar tras sus pasos.
Con mi muerte y en mi lapida
sonriendo escribira dichosa
la respuesta más fingida
a la pregunta más esquiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario