Lucía

Empecé jugando
juego infame
amor infante
tan adentro
Empecé riendo
cuando nada sabe
acabé sufriendo
fotos que arden
Fruto prohibido, inalcanzable
ser herido que poco vale
serpiente acecha la fruta inmadura
quizá por eso locura.
Dictaba el corazón que entre latidos
bombea sin pudor entre gritos
¿Por qué es inmoral enamorarse?
¿Por qué de amor se sufre y nada sabe?
Lenta agonía tras el rastro de su voz
la mente en ruinas
dulces los pasos y tan sabios
amargo el camino está empedrado
arritmias de cuya causa es dueña
insomnios pues con ella sueña
es tal la tentación de ser querido
en silencio sufre un verso vacío
no es de importancia el número
no es de temer dicha norma
no solo su luz me deslumbra
pero es todo lo que os importa.

Mi estrella,
la que no me alumbra,
la que se halla lejos,
tan pequeña tan fugaz,
composición tenaz,
en penumbra,
ella, la cual nació apagada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario