XVI

Brota la sangre entre los dedos
ríos de tinta escriben heridos
los tendones seccionados
sin hallar motivo...
Fría es la daga que penetra
el cuerpo del escritor que se lamenta
de haber callado en lugar de llorar
de haber huido en lugar de gritar...
Cortes imperfectos como la vida
como la dulce y lenta agonía
marcas presentes en el alma
razones para perturbar mi calma.
Barbas que ocultan carencias
mi pasado, tragicomedia.
Futuro en sueños que hoy escribo
con la sangre que he perdido. . .

No hay comentarios:

Publicar un comentario